Seguidores

miércoles, 21 de diciembre de 2011

No puedes dejar que la vida te pueda.

Que nunca deje de existir ese mundo tuyo de príncipes y princesas, de gnomos y hadas, de cenicientas, de Bellas y de Bestias...con el que siempre has soñado, porque eso es lo que de verdad enriquece a una persona.


Cuando ese mundo imaginario desaparece es cuando también dejamos de creer en el amor, en la amistad, en la imaginación...y nos limitamos, simplemente, a caminar por un mundo en el que no hay nada. A caminar con unos ojos que ven pero no perciben y con un corazón que late pero no siente.







viernes, 9 de diciembre de 2011

Que ya no te quiero.


Que me da igual si me llevas a Londres o a Berlín, a Los Ángeles o a Nueva York, al Caribe o a Hawai. Que me da igual si me compras cien rosas en vez de una, si me compras un anillo caro en lugar de uno cualquiera, si me llevas al restaurante más lujoso de Paris o al de la vuelta de la esquina, Que eso ya me da igual. Que por fin he comprendido que quiero que alguien guarde mi corazón pero que, para eso, no necesite comprarlo. Y es que me acabo de dar cuenta de que no eres tú al que quiero confiarle mi corazón. Que no eres tú en quien pienso antes de irme a dormir. Y tampoco al despertar.



<< Que no es contigo con quien sueño, sino con él. >>

*                    *                    *

Os recomiendo que os paséis por estos dos blogs:

Y espero que así animéis a la escritora del segundo blog a que publique un poco más a menudo ;)

sábado, 3 de diciembre de 2011

Princesa que no sabe lo que quiere y que ha perdido el rumbo..


Lleva un vestido corto y unos tacones de vértigo. Por fuera parece un gran arco iris, no le falta colorido. Por dentro... por dentro lleva un corazón tintado de negro. Camina lentamente hacia ningún lugar, debió perder el rumbo hace ya tiempo. Ahora sus pisadas son débiles y sus pies se balancean, como si fuera la primera vez que se subiera a unos tacones. Pero no lo era. Ella era la típica chica acostumbrada a pisar fuerte y que siempre sabía lo que quería. Sin embargo, hoy no tenía ni la menor idea de lo que buscaba. Era la primera vez que se sentía en una situación como esta. Por fin se había encontrado cara a cara con la cruda realidad.  Ahora lo veía todo claro. Ella no era así. Había hecho creer que era fuerte y que no podrían hacerle daño. Pero entonces, sucedió: apareció él, tocó su corazón, llegó a su alma, cambió su vida y todas sus metas. No sabía lo que le estaba sucediendo. Nunca antes le había pasado, pero se dejó llevar. Y ese fue su mayor error. Fue algo así como caminar hacia la nada: podía echarle ganas, corazón y tiempo, que no cambiaría nada.





Y ahora la encuentras perdida por las calles, con la mirada bajada. Su sonrisa ya se ha extinguido y solo busca un mínimo motivo que haga que su estrella vuelva a brillar.



Camina sin rumbo repitiéndose, una y otra vez, las mismas palabras:
<< Ni tan mala, ni tan loca, ni tan tuya. >>

*          *          *
Siento no haber podido actualizar antes, he estado de exámenes.



domingo, 13 de noviembre de 2011

Lú ;)


  Ha cumplido los 16 hace tres días. Es alta, morena y de tez pálida. Es tonta, boba perdida. Es rarita, le gusta el té. Le encantan los batidos del Bécquer y escribir frases célebres en uno de los muchos papeles que hay colocados bajo el cristal que cubre cada una de las mesas de este acogedor lugar. Solo pretende dejar huella para que, cuando vuelva, se acuerde de aquel bonito día en que lo escribió. También le encantan los granizados de manzana de la Plaza Mayor y cenar conmigo. Esto último último no me lo ha dicho nunca, pero lo intuyo, porque es bastante difícil resistirse a un buen granizado, unas ricas aceitunas y unas avellanas, todo esto acompañado de mi alegre compañía y de una bonita tarde de septiembre. También es un poco pava, por no decir demasiado, y lo demuestra cortándose con uno de los miles de pedacitos de cristal en los que acabó un vaso, siendo roto por ella misma, claro. No le hables de subirse a unos tacones, porque solo de pensarlo, ya se tambalea. Es inteligente, o eso piensa ella. Odia perderse “El Barco” y piensa que la siesta es el mejor invento de la historia. Me encanta hacerme la loca delante suyo, intento que no me vea en mis momentos de bajón y siempre le suelto insultos con cariño, como si fuesen indirectas de que la quiero. Y ella lo sabe, y me las devuelve, pero por lo general, sus insultos son en francés, inglés o alemán; el latín y el griego prefiere dejarlos para cuando se hace a sabionda.
La lerda de la que hablo es ella: mi Lucía Luci Lú, y la quiero.







Por cierto... NO ENCONTRARÁS OTRA IGUAL.


viernes, 4 de noviembre de 2011

Soy el resultado de errores en el pasado.


  Y después de muchos errores y otros muchos pasos dados en falso, he aprendido que para conseguir lo que quieres tienes que mirar más allá de lo que ves. Que no siempre lo mejor es lo más caro. Que hay que soñar alto, porque uno puede ser tan grande como sus ideales o tan pequeño como sus dudas. Que mejorar es querer cambiarlo todo y, que la seguridad, cuando salta demasiado a la vista, es sinónimo de inseguridad. Que la mejor manera de librarse de la tentación es caer en ella y, que en vez de vivir de sueños, deberías empezar a hacer tus sueños realidad. Que no solo vives del aire, sino que necesitas tu alegría. Que no todos los mordiscos duelen, ni los mejores besos se dan en la boca. Que no es la cantidad de los seguidores, sino la calidad de las convicciones lo que determina el éxito. Que hay cosas que no se olvidan, sino que simplemente se aprende a vivir sin ellas y, que las cosas más bonitas no se buscan, se encuentran. Que no debes rendirte cuando todo se derrumba y que debes dejarte llevar por el viento y nunca perder de vista el horizonte. Y es que, un adiós, nunca es definitivo.








<< Que algunos están dispuestos a hacer cualquier cosa, menos vivir aquí y ahora. >>






viernes, 28 de octubre de 2011

Tú y yo ya no somos los mismos.


 No sé si fue por esto o por aquello, por ella o simplemente por mí, por lo que un día me dijiste o por lo que nunca me dirás, por todo lo que me contaste o por los secretos que todavía me escondes. No sé si fue por lo que eres o por lo que quieres hacer creer que eres, por lo que sientes o por lo que te dicen que sientas. No sé si fue por tus quebraderos de cabeza o por mis  ganas de aprovechar cada segundo a tu lado.
 Y es que ahora solo sé que todo acabó. Que nuestros labios se cansaron de besar, nuestros enfados extinguieron las caricias y nuestras discusiones hicieron que los susurros se esfumaran. Que ya no existe ese “nosotros” por el que tanto luchamos. Ni siquiera un “tú y yo”, porque tú te llevabas el “tú” y el “yo” se quedaba aquí conmigo mientras la “y” nos abandonaba y nos dejaba tirados en una carretera cualquiera alejada de todo este mundo de días azules y amaneceres a tu lado.






Y aquí estoy, dando un paseo frío por Madrid, extrañando tus piques, tus abrazos, tus caricias, tu sonrisa y hasta tu particular forma de decirme que me quieres, porque en mi último paseo por Madrid estabas tú cogiéndome de la mano.








<< Y tener el valor de seguir en pie cuando todo se derrumba. >>





PD.: Echo de menos que me hagas llegar tarde a casa.

jueves, 27 de octubre de 2011

Y es así, nos guste o no.


 Es otoño: se reconoce porque las hojas caen, los días se acortan y empiezas a acostumbrarte a la rutina. La misma historia de todos los años, pero cada vez se hace más complicada. Te toca madrugar, ir al instituto y aguantar seis horas sentada en una silla, escuchando a unos cuantos individuos que pretenden enseñarnos distintas cosas sobre números inexactos, letras que están en todos lados, sucesos que provocaron las consecuencias de lo que el mundo es ahora, estudios sobre el ser humano que creen entender nuestra conducta y, algo de educación, de la cual nos falta a todos un poco.
 Después de estas seis agotadoras horas, llega la hora de irse a casa, pero el día no acaba aquí: todavía queda una tarde ajetreada a la que solo puedes hacer frente con una taza de café bien cargado. Una vez que has activado todos los sentidos, toca ponerse manos a la obra: actividades extraescolares, deberes interminables, algo de estudio y un último repaso del examen que tienes al día siguiente. En fin, que acabas el día y has hecho de todo, menos divertirte. Y esto se repite todos los días, de lunes a viernes, durante nueve meses, a excepción de algún día que se nos ofrece como libre, aunque al final acabamos en el mismo sitio de siempre haciendo lo de todos los días: estudiar.
 Eso es rutina. Los seres humanos, somos iguales respecto a esto: como en la moda, todos nos guiamos por el mismo patrón y, los pocos que deciden no seguir una rutina “adecuada” a su edad, no acaban muy bien que digamos. Es una especie de fuerza que llevamos dentro, similar a la rabia. No podemos detenerla. Si lo hacemos, estaremos cambiando la rutina por otra forma de vida aún desconocida, estaremos jugando con nuestro futuro y no es que a la gente le vaya mucho jugar con ese fuego con el que saben que la mayoría se quemó.







<< La vida ya te va a dar palos por sí sola. No seas imbécil y te los des tú mismo. >>

viernes, 14 de octubre de 2011

Pequeños detalles.

Un día me dijeron que me pusiese de pies, mirando al sol y que empezase a caminar. Que nunca dejase de hacerlo y que no mirase jamás hacia atrás. Pero yo creo que a veces también es bueno echar un ojo a todo eso que ya hemos vivido, aunque sólo sea para recordar los buenos momentos y alguno malo. Porque al fin y al cabo nosotros seguimos aquí por todo lo que dejamos atrás. Al final nos acabamos reduciendo a "pasado". Porque los buenos momentos quedan ahí, impregnados en fotos o como recuerdos en nuestras cabezas.










<< Y ES QUE AL FINAL, TODO SE REDUCE A CIERTOS MOMENTOS. >>

Supongo que por eso dicen que los pequeños detalles marcan las grandes diferencias.


jueves, 13 de octubre de 2011

martes, 11 de octubre de 2011

Un "sí" que no acaba nunca.


Siempre es un sí que no acaba nunca. Te doy mi "si" para siempre.
Sí al lado derecho de la cama. Sí a tener gato en vez de perro. Sí a tener coche en vez de moto. Te doy mi "sí" para siempre. A cambio de eso no te pido nada, simplemente que estés conmigo, ese es el trato.
[Texto: AnuncioMovistar.]


Que si me regalan el futuro, no lo quiero sin ti.

domingo, 9 de octubre de 2011

Ella y sus 17 ;)


Brindemos por este día. Por aquel día, mejor dicho. Brindemos por aquel 30 de septiembre en el que tú dabas un paso más. Brindemos por todos los "año nuevo" que no pudimos estar juntas. Brindemos por cada año y por cada día que llevamos. Brindemos por cada lágrima derramada y por cada sonrisa regalada. Brindemos por cada error y por cada paso dado en falso. Brindemos por cada estupidez dicha. Brindemos por cada una de nuestras miradas y por cada palabra intercambiada. Y por último, brindemos por cada cosa por la cual tú y yo seguimos aquí, siendo lo que tú eres, lo que yo soy.. lo que somos.

Dulces 17. Te quiero.


Tengo mil sonrisas para regalarte.



Echarle un pulso a la distancia, y ganarle.



Yo tampoco sé vivir, solo estoy IMPROVISANDO.



Tu mirada me hace GRANDE.





<< Nunca se para de crecer. >>

PD.: Siento mucho la tardanza.

lunes, 3 de octubre de 2011

Ocho letras. Dos palabras.

Te quiero.Primera persona del singular,presente de indicativo del verbo querer.Ocho letras,dos palabras.Miles de sentimientos.Puedes gritarlo,susurrarlo o simplemente pensarlo.Puedes demostrarlo día a día,o puedes tenértelo callado durante toda tu vida.Puede ser el amor de tu vida,puede ser un simple amor de verano.Estas palabras pueden hacerte la persona más feliz del mundo.También pueden joderte la vida.
[Texto: Amaia]


 

Improbable, tal vez..

La real academia define la palabra imposible, como algo que no tiene facultad ni medios, para llegar a ser, o suceder. 
Y define improbable como algo inverosímil, que no se funda en una razón prudente.
Puestos a escoger, a mi me gusta más la improbabilidad, que la imposibilidad. Como a todo el mundo supongo.
La improbabilidad duele menos y deja un resquicio a la esperanza, a la épica.
Que David ganara a Goliat era improbable, pero sucedió.
Un afroamericano habitando la casa blanca era improbable, pero sucedió.
Que los Baron Rojo volvieran a tocar juntos era improbable, pero también sucedió.
Nadal desbancando del numero uno a Federer.
Una periodista convertida en princesa.
El 12-1 contra Malta.
El amor, las relaciones. los sentimientos , no se fundan en una razón prudente, por eso no me gusta hablar de amores imposibles, sino de amores improbables.
Porque lo improbable es, por definición, probable, lo que es casi seguro que no pase, es que puede pasar.





Y mientras haya una posibilidad, media posibilidad entre mil millones de que pase, vale la pena intentarlo.

Imagine.



                                                                "Imagina que no haya posesiones,
                                                                no sé si podrás;
                                                                que no haya necesidad, codicia o hambre, 
                                                                sino una hermandad de hombres;
                                                                imagínate a todo el mundo
                                                                compartiendo todo el mundo.
                                                                Dirás que soy un soñador, pero no soy el único;
                                                                espero que algún día te unirás y el mundo será uno."

                                                                                                                                   [ John Lennon - JL ]


jueves, 29 de septiembre de 2011

Masueco :)

Que sí, que es lo mejor. Que es llegar y cambiar. Cambiar de rutina. Cambiar de aires. Cambiar el ir a dar una vuelta por el centro de Salamanca a pasarte una tarde entera piscina-frontón. Cambiar: unos días madrugar y otros dormir hasta la hora que quieras. Pasar las mañanas en el mismo banco, las tardes en la misma piscina. Lugares. Sitios que nos han visto crecer. Que nos han visto vivir buenos y malos momentos, pero de los malos ya no se acuerdan..
Las mismas personas de siempre, aunque cada año hay más gente. Los que conocieron mi infancia, los que he conocido después. Los que se fueron, los que quedamos. Los de allí, los de aquí.. TODOS.



Ese era y es nuestro lugar de reencuentro.




Y otro verano más que dejamos atrás..


PD: Os quiero.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Y si soy ladrón, pude ser legal.


“Para entender el corazón y la mente de una persona, no te fijes en lo que ha hecho, no te fijes en lo que ha logrado, sino en lo que aspira a hacer.”

[Khalil Gibran]


sábado, 17 de septiembre de 2011

Sus 16 :)

He oído decir a mucha gente que las amistades se van perdiendo con el paso del tiempo y la razón que dan a todo esto, o quizás debería decir, la excusa que ponen es que: todo lazo se acaba deshaciendo.
Puede.., quizás lleven razón. Quizás los lazos se deshacen, de hecho es que eso es lo que pasa. Quizás pierdes amigos y muchas veces no te das ni cuenta hasta que realmente los has perdido, igual por eso a alguien se le ocurrió aquella frase tan escuchada: "no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes". Pues sí, puede que tengan razón, pero me da igual lo que diga una bonita frase que se le haya ocurrido a un cualquiera y me da igual lo que le pueda pasar a un simple lazo, mientras que no se trate del nuestro.. claro.
Cuando alguien llegue y me suelte todo este rollo, yo le diré que las amistades se pierden si no se cuidan y que los lazos se quedan deshechos si no hay nadie que los vuelva a hacer.Y en cuanto al cualquiera de la frase, yo le digo que deje esas chorradas para alguien que de verdad entienda de la vida.
Tú y yo hemos discutido infinitas veces, a veces por cosas tontas y otras, por cosas con algo más de importancia. Por lo tanto, supongo que el lazo que nos úne, ese gran lazo que nos mantiene juntas, se ha deshecho muchas veces. Y al igual que digo esto, también digo que nos hemos pedido perdón, hemos hecho las paces y nos hemos vuelto a reír. Ahí es cuando hemos reconstruído nuestro lazo medio deshecho.
También dicen que a lo largo del tiempo se crean nuevas amistades y se van perdiendo otras más viejas, algo que tampoco dudo. Vas conociendo gente nueva y poco a poco vas dejando atrás a aquellos que antes considerabas "tu gente", pero sigo pensando que no siempre pasa lo mismo. Que la vida puede dar cien mil vueltas, pero estoy segura de que tú y yo nos marearíamos juntas en cada curva, porque sé que lo nuestro no es una amistad como otra cualquiera, ni un lazo de esos que se deshacen enseguida. Lo que hay entre nosotras es una AMISTAD, de las buenas, de las de siempre, en las que los lazos permanecen unidos y, si alguna vez se deshacen, enseguida vuelven a estar hechos.
Ya son 16 añitos los que tiene mi amor y os aseguro que de los trece en los que hemos compartido nuestras vidas, no me arrepiento ni un solo segundo de haberte conocido.

Y pintaré un "TE QUIERO" en cada estrella.. (8)

Muchisimas felicidades, mi cuki. TE AMO.





PD: Siento el retraso.

sábado, 2 de julio de 2011

Esas pequeñas cosas.



"La serenidad que llega tras las lágrimas, las risas compartidas, las carcajadas dichosas.Todos los libros leídos, una tarde de invierno comiendo chocolate; los besos recibidos, una mano en la tuya, un universo ínfimo. Esta poca cosa o esta enormidad que es la vida.."

Esas pequeñas cosas vividas en una simple calle..

viernes, 1 de julio de 2011

Él..

Me despierta la alarma de un móvil que no es el mío.Está sonando mi canción favorita. Y no necesito abrir los ojos para saber que él está allí. Puedo sentirlo. Noto su calor. Su respiración chocando contra mi pelo. Sus manos acariciando mi espalda..



lunes, 27 de junio de 2011

Vaya dos subnormales..



Sí, subnormales, eso es lo que somos.
Pero subnormales en el buen sentido de la palabra..
Y es que no hay un puto lunes que el señor Julián no nos diga (con su acento francés tan gracioso): "Vego y Magta" o "les trois mousquetaires". Y tampoco hay ni un miércoles que no nos lo recuerde. Y menos si se trata de echarnos esa mirada suya queriendo decir: "Callaros ya, pesadas" o "Atended por una vez en vuestra vida".
Y ya ves, y es que somos así. Las que en la EOI, debiendo hacer francés y atender, se dedican a hacer los deberes de clase, o a cotillear, o por qué no, a cantar. Qué más da.. si es Julián.
Las que se inventan su propio diccionario español-francés en un examen oral porque sí, porque les da la venada, porque no les sale decir "inoubiable", sino "inolvidable".
Así somos, somos las que le sacan una sonrisa a la EOI, porque ir un lunes o un miércoles a francés NO es motivo para dejar de sonreír.
Te quiero niña boba;)